miércoles, 2 de septiembre de 2015

rectificación

...dije que Sirk hacía existir todo el afuera de amigos de Annie gracias a la cara memorablemente fea de feo gracioso, de feo de dibujos animados, David Tomack se llamaba el actor, del lechero que aparecía apenas en un plano al principio de la película y que vuelve a aparecer apenas en un plano al final, en el funeral y no es verdad, no, no es solo lo memorable de la cara, en realidad no basta con eso, no basta con la imagen, también está la palabra, justo antes de morir Annie habla de él y Lora no sabe a qué se refiere, así que Annie tiene que explicarse un poco, tiene que hablar de lo comprensivo que fue aquel lechero en los tiempos malos, y nosotros adivinamos que no es que el lechero fuese comprensivo en sí, que quizás también, sino que algo debió de pesar esa capacidad de Annie para hacer surgir la generosidad de los otros, como si Annie sonriendo impusiese la generosidad en el corazón de los demás, y así en una frase se nos da la imagen completa de toda la vida de criada de Annie, de su forma de relacionarse con los demás desde ese lugar que fue el suyo, y quizás esto se vuelve aún más preciso, más vívido, al pedir Annie que le dé al lechero no simplemente un billete de 50 dólares, sino "a nice clean fifty dollar bill", y añadir que siempre le envía algo por navidad "en nombre de las dos", ese "en nombre de las dos", media frase, condensa también toda una vida, todo aquello que Lora ha sido sin saber que lo era porque ya se ocupaba Annie de ello, (y también está, para hacer existir a todos los amigos de Annie en su iglesia, el visón que reserva para la mujer del sacerdote baptista, visón que además, porque aquí todo rima, recuerda a aquel otro visón que le pone sobre los hombros el agente a Lora por un motivo muy distinto) y qué asombroso es, qué trabajo más grande, para ser así de conciso, para hacer existir un mundo con unas pocas frases y dos planos...
(Imitación a la vida, Douglas Sirk)

No hay comentarios:

Publicar un comentario