sábado, 12 de septiembre de 2015

¿de qué estás hecha?



...de nieve...
...nieve que cae y nieve sobre la que se imprime una cara...
...una chica larga llamada Vicky...
...teléfonos móviles...
...una pistola que solo se ve un par de segundos...
...carteles de películas de noche en una calle de una ciudad del norte de Japón, con nieve que cae, y la cara de Gabin viejo amargado ya nada gueule d'amour y la cara de Bronson y tantas más...
...peleas que se ven venir y llegan, peleas que se ven desde que no son nada, apenas una sospecha de pelea, una pequeña célula peleona que crece y se multiplica y entonces se ve venir la pelea y llega, una vez que se ve venir ya no hay manera de evitarla, y digo pelea pensando en pelea entre varios hombres en una discoteca pero también pelea entre una mujer y un hombre, tampoco es tanta la diferencia, aquí siempre son cosas de hombres las peleas, siempre las empiezan ellos...
...salsa picante, salsa aún más picante...
...planos hechos en lugares demasiado pequeños para verlo todo, o en lugares demasiado oscuros, y entonces la cámara se tiene que mover y nunca sabemos qué es lo próximo que vamos a ver y los planos duran de milagro en milagro de la superficie, es la realidad pero es como de dibujos animados, es como música, es todo superficies que cambian...
...un plano y luego otro y luego otro y otro más, planos como copos de nieve que caen sin hacer ruido y se funden y de pronto la calle está blanca y no lo habíamos oído venir...
...velas, muchas velas, cada una con su llamita...
...una cortinilla de cuentas de plástico de colorines...
...luces amarillas intermitentes sobre una mujer y un hombre que hace el amor...
...una anciana que quiere llegar a los cien años porque quiere ver cómo cambia su ciudad...
,,,una voz en off que nos dice lo que va a pasar un rato antes de que pase y también que en realidad eso que pasa no tiene importancia, porque fue hace diez años, fue el año 2001, y ahora ya el mundo y Vicky han cambiado...
...o quizás sí tenga importancia eso que va a pasar, porque pasó hace diez años pero también está pasando ahora, lo vemos, o tiene y no tiene importancia, como la tiene ese dolor que uno sabe que va a llegar, porque sabe lo que va a pasar, porque a veces uno está encerrado en una vida que se repite y piensa que no estaría mal no tener que saber lo que va a pasar y sin embargo lo sabe y de tanto saberlo todo da igual y aunque da igual...
...cosas tan pequeñas como el robo de un rolex que no cambia nada...
...besos en el cuello, aparta el pelo para el beso, besos que nadie quiere recibir, que se repiten, que a lo mejor no son ni besos, un cuello husmeado, y una orden seca, separa las piernas, y un hombre de rodillas en el suelo, cuello husmeado, entrepierna husmeada...
...trenes que pasan a través de la ventana de un hotel...
...el tipo que tiene una pistola y que se llama Jack en un bar con una chica que baila en tanga sobre él...
...el mismo tipo haciendo tallarines y arropando a Vicky y pensando qué va a hacer, pensando con esa cara segura y cansada que tiene, y casi parece que es una persona en la que confiarías sobre todo porque parece muy muy cansado...
...pájaros negros que van y vienen al fondo de otra calle nevada en la ciudad del norte de Japón, de noche, pájaros negros que van y vienen mientras empieza a sonar música electrónica, pájaros al ritmo de la música, música al tono de los pájaros...
...y más mucho más...
(Millenium Mambo, Hou Hsiao-hsien)

No hay comentarios:

Publicar un comentario